La consciencia de Equipo: una ventaja altamente competitiva para conseguir los objetivos

La consciencia de Equipo: una ventaja altamente competitiva para conseguir los objetivos

Este setiembre, en Eina b2b, hemos trabajado con los integrantes del departamento de desarrollo de negocio de una organización del área de la salud su conciencia de equipo con el objetivo de que funcionen como un engranaje bien engrasado para ser mucho más competitivos y conseguir de manera más óptima y fluida sus objetivos.

Fue realmente muy enriquecedor e interesante. Y ¿Por qué nos propusimos trabajar en esta línea? ¿Por qué nos focalizamos en trabajar su conciencia de equipo?

Porque actualmente nos encontramos en un mercado hipercontectado por las redes sociales que hace que la información esté al alcance de todos. Y esto tiene como consecuencia que la cooperación y la colaboración le estén ganando la partida a la competitividad

Y darle el papel de protagonista a la cooperación y a la colaboración implica hacer un cambio de paradigma en nuestra manera de actuar. Y… ¿Cómo hacerlo? Para poder implementar este nuevo paradigma en nuestra organización y actuar de manera fluida trabajamos en las siguientes líneas:

A nivel Individual

  1. Tener muy claro cual es nuestra responsabilidad para conseguir el objetivo de la empresa. Planteándonos y respondiendo de manera individual a las siguientes 2 preguntas:
    1. ¿Qué implicaciones tiene para el buen funcionamiento de equipo si hago de más de lo que me corresponde?
    2. ¿qué pasa si hago de menos?
  2. Respetando mucho el rol de cada integrante del equipo y no interferir en sus tareas a no ser que nos pidan ayuda de manera explicita.
  3. Actuando desde la consciencia. Cuando actuamos desde la consciencia actuamos desde la proactividad, teniendo muy claro que puedo aportar y que no.

A nivel de Equipo

  • Tomar conciencia de cómo interactuamos a nivel de equipo. No nos debemos fijar solo en el organigrama sino también como es nuestra operativa, como interaccionamos en nuestro día a día.
  • Compartir con el equipo cual es el contexto en el que se mueve cada miembro y por lo tanto cual es su visión. Así todo el equipo tendrà una visión global de la situación y podrá aportar al resto del equipo al entender la realidad de cada integrante del equipo.
  • Potenciar y optimizar la comunicación interna. ¿Cómo? Definiendo los canales de comunicación, así como saber estructurar los mensajes para que estos sean efectivos y sobretodo poniendo especial énfasis en que las expectativas queden claramente definidas
  • Tomar conciencia de las fortalezas a nivel de equipo. Analizando con detalle los logros del equipo. Así sabremos de que somos capaces como equipo y también tomaremos consciencia de lo que puede aportar cada miembro del equipo en función del contexto en el que tengamos que actuar.
  • Aprender de los casos de éxito a nivel de equipo. El aprendizaje es la base de todo crecimiento y transformación. Si el conocimiento está a nivel de equipo, el equipo será un engranaje real que funcionará mejor cada vez.

Todos queremos aportar lo mejor de nosotros mismos en nuestro trabajo. Ser conscientes de cual es nuestro rol y nuestra aportación al equipo es fundamental.

Si tenemos consciencia de equipo sabremos que papel deberemos jugar en cada proyecto y seremos mucho más competitivos y nos será más fácil conseguir los objetivos que nos pide la organización.

Contáctame si tienes dudas, comentarios a hacer o tienes curiosidad sobre lo que he compartido en este post. De verdad, no dudes en hacerlo, estaré encantada de comentarlo contigo

USO DE COOKIES.

Para poder obtener información de la web utilizamos cookies de terceros persistentes para recoger información de la navegación de los usuarios. Más información aquí.